Romper las cadenas de la polarización y la desinformación: Nuevas posibilidades se debaten en el foro entre EL PAÍS y Edelman

Romper las cadenas de la desinformación y la polarización en América Latina es un área de oportunidad para los negocios en un momento en que la confianza de los habitantes de la región está en su punto más bajo. Durante el diálogo Confianza en América Latina organizado por EL PAÍS y Edelman, expertos en comunicación y políticas discutieron los aspectos clave de la percepción de confianza en países como México, Argentina, Colombia y Brasil.

Según el índice de confianza 2022 de Edelman, la confianza en el gobierno y los medios de comunicación ha caído a su nivel más bajo, mientras que la confianza es más alta en las corporaciones y las organizaciones no gubernamentales (ONG). “La confianza es el vínculo más importante entre las personas y las instituciones, un antídoto contra la indiferencia y la base para el éxito continuo de las empresas y las marcas”, dijo Ana Julião, gerente de Edelman Brasil.

La mesa de diálogo, presidida por Jan Martínez Ahrens, director de EL PAÍS América, y Sonia Corona, jefa de redacción de EL PAÍS México, estuvo rica en oportunidades que tiene el sector privado para generar mensajes de certeza en un entorno dominado por la desinformación y noticias falsas.

Mariana Sanz, directora de Edelman México, mencionó que cuando se promueven factores polarizadores se complica el diálogo entre los diferentes actores de la sociedad. “Si todos nos comprometemos desde nuestro foso a ser fuentes de información concreta y útil, será un factor para reducir los niveles de sospecha”, comentó.

Varios países de la región están viviendo procesos democráticos de cara a elecciones que determinarán su futuro. En ese sentido, Juanita Barrios, gerente de Edelman Colombia, comenta que el trabajo interinstitucional es clave para incrementar la seguridad en la región. “En la medida en que los ciudadanos no confían en los medios porque los consideran poco éticos, aumenta la complejidad y los ciudadanos buscan información en otras fuentes, que también tienen un alto nivel de desconfianza”, comenta.

Finalmente, uno de los desafíos más importantes para las sociedades latinoamericanas radica en el trabajo que se puede realizar de manera conjunta entre los sectores público y privado. Para Matías Coudeu de Achaval, jefe de grupo de Edelman Argentina, este es un momento crucial para construir puentes de diálogo y así romper las cadenas de la desinformación. “Necesitamos usar esta información para que haya una coordinación entre los sectores público y privado para mejorar las condiciones de confianza en la región y llevarla a un nuevo nivel”, dice.

Leave a Comment